Archivo para marzo 2016

Han Pasado 40 años

24 marzo, 2016

Ya hace 40 años de que un golpe militar derrocara al segundo gobierno más constitucional y legítimo de la historia argentina, el de Isabel Martínez de Perón. Ella y su esposo habían obtenido el 61, 85 % de los votos argentinos.

 
Sin embargo, su ex esposo Juan Domingo Perón, quién el 11 de noviembre de 1951 se impuso con el 62,49 % de los sufragios, el mayor histórico, había corrido la misma suerte ya que fue derrocado en junio de 1955 por otro sangriento Golpe cívico – Militar.

 
Los dos tuvieron el mismo fin: “Nuestro objetivo era disciplinar a una sociedad anarquizada; volverla a sus principios, a sus cauces naturales. Con respecto al peronismo, salir de una visión populista, demagógica, que impregnaba a vastos sectores; con relación a la economía, ir a una economía de mercado, liberal. Un nuevo modelo económico, un cambio bastante radical. Queríamos también disciplinar al sindicalismo y al capitalismo prebendario”, señaló Videla.

 
Antes del Golpe Militar de 1976 ya se sabía que en marzo iba a suceder. Como algo tácito, inevitable se consideraban opciones para ese día. Incluso hubo quiénes llevaban listas de compañeros a los que iban a ser sus verdugos: el objetivo era “protegerlos”, así les habían dicho que iba a pasar. Fue todo lo contrario.

 
Tan inevitable parecía ser, que esto les dio tiempo a los militares a confeccionar las listas de quiénes, como luego sucedió, en la misma noche del 24 de marzo, fueron detenidos y luego en su mayoría desaparecidos.

 
Esos detenidos integraron el “conjunto grande de personas que debían morir para ganar la guerra contra la subversión”, según admitió el ex dictador Jorge Rafael Videla un año antes de morir. “completó. (Entrevista con Ceferino Reato)

 
La historia, o por lo menos la crónica de los años pasados sirve para comparar, analizar. El año 1975 fue quizás el más sangriento de todos, en Tucumán había comenzado el “Operativo Independencia” comandado por el General Acdel Vilas, con el objetivo confeso de ”aniquilar la subversión”.

 

Fue una época de una lucha militar en los cerros contra el ERP y de detenciones con Montoneros, pero también en la que cada cinco horas se producía un asesinato político y, cada tres, explotaba una bomba. Sus autores eran los Montoneros, el ERP, las Tres A y los “grupos de tareas” paramilitares de “familiares de muertos por la subversión”.

 
Era explicable el hartazgo de la gente. Pero para esto había una salida: las elecciones de mayo de 1976.

 
No se llegó a ellas. No quisieron que lleguen. Ni los Montoneros, ni los grupos troskistas, ni los dirigentes conservadores de los grandes partidos.

 
Lo que les dio a los militares la posibilidad de ser los nuevos salvadores. Pero estos ya no querían ser solamente los que limpian la basura. Querían gobernar.

 

Muchos de ellos habían ido a los Estados Unidos, donde habían estudiado y capacitado. Donde habían aprendido de los errores de Vietnam. Y se volvieron confesos anticomunistas, sintiéndose parte de un Plan Superior.

 
Del Chile de Salvador Allende sacaron enseñanzas, con un Pinochet que gobernó desde 1973 hasta 1990, también de Uruguay donde se construyó una dictadura Cívico Militar desde 1964 a 1982, Bolivia también de 1964 a 1982 y el poderoso Brasil de 1964 hasta 1985.

 
Queda claro que con estas fechas y los gobiernos que estaban antes de ser derrocados, “populistas”, “ socialistas” o “pro marxistas” había un actor muy importante que estuvo presente: Estados Unidos, y en este caso bajo una cruzada “anticomunista”.

 
No sirve entonces realizar análisis puntillosos sobre lo que nos pasó viendo la historia pequeña de los hombres que actuaban en esa época, ni de sus organizaciones, llámense Tupamaros, Montoneros, ERP,Far, Fap, MIR, Frente Patriótico Manuel Rodríguez, o los partidos políticos.

 
Estos solo fueron parte de intereses supranacionales en la confrontación Occidente vs Comunismo. Estados Unidos vs Unión Soviética.

 
Confrontación que finaliza con el comienzo en 1985 del fin de la Guerra Fría. Período que culminó en 1991. Pasando por la Caída del Muro de Berlín en 1989.

 

Con un gran protagonismo de un Papa, Juan Pablo II. Y en el mundo de hoy otro Papa, este argentino, Francisco.

 
Entonces esos períodos concurren directamente a las etapas de en que nuestros países fueron más o menos libres en la toma de decisiones de los pueblos.

 
Como hasta ahora. A pesar de que frente a nosotros se desarrolla una guerra quizás más vasta que las anteriores. La del fundamentalismo religioso frente a las potencias occidentales.

 
Y todo dentro de un gran marco global que es la batalla del Mundo contra el Cambio Climático.

 
Que son dos confrontaciones signadas ambas por los intereses de las Grandes Empresas Multinacionales.

 
Son las que provocan las guerras, y ganan además con ellas.

 
Ayer en la Argentina sonó muy fuerte una frase: “mi objetivo es destruir a ISIS” dicha por un presidente de EEUU.

 
Y un eco no menos aterrador “nos comprometimos en luchar juntos contra el terrorismo” dicho por uno argentino.

 
Han pasado 40 años, y es como que solo pasó el tiempo

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: