Archivo para febrero 2015

Cambio de nombre en Salta: De Frente para la Victoria a Frente Justicialista Renovador para la Victoria

16 febrero, 2015

A veces los cambios de nombres no significan nada, pero en este caso quizás sí.

Veamos. Para estas elecciones provinciales salteñas de mayo de 2015  pareciera que no tiene mayor importancia el cambio de nombre, salvo para reconocer que su sustento (el del Frente) está en el Partido Justicialista, en el Partido Renovador Salteño y en el Partido de la Victoria. De allí su nombre y parece lógico.

Pero si hilamos más fino es nada más o nada menos que decir chau o adiós a la identidad kirchnerista del frente creado por el propio Néstor Kirchner para sortear los condicionamientos que el Partido Justicialista de esa época le imponía en el año 2003.

Si es así, Urtubey y el partido Justicialista de Salta ¿acaso están despidiéndose del kirchnerismo, sin esperar a octubre de este año?. En ese caso cabe preguntarse si fue consensuado este nuevo objetivo político con las demás fuerzas del frente, o por lo menos las más importantes.

Al PRS este cambio de nombre le viene bien, ya que nació como un partido provincial, pero al Partido de la Victoria que tiene un ADN mayoritariamente kirchnerista esto no le viene tan bien.

Quizás allí está la génesis del destrato que acusan sus dirigentes de parte del oficialismo urtubeycista.

Y también es probable que ahí encuentre el conductor salteño el argumento para saber que contará con la lealtad del PV en estas elecciones provinciales. Que la gente del Partido de la Victoria no saltará el cerco hacia el romerismo, debido que para ellos la fórmula Romero-Olmedo es la  Menem-Romero, y la antítesis de lo que no debe volver a suceder.Incluidos los apoyos de Macri y Moyano.

Pero hay otros argumentos a incorporar en este análisis. Entre ellos las elecciones de Octubre, y el rol de Urtubey para ese entonces.

Porque anticipó estas elecciones provinciales pensando en las nacionales y su candidatura.

Si se proyecta la participación en esas elecciones con una fórmula propia, es decir con un Urtubey candidato a Presidente, queda evidente que esto significa llanamente abandonar su participación dentro de las fuerzas en que se mueve hoy la elección del candidato a Presidente por el binomio Peronismo-Kirchnerismo, o sea el oficialismo.

Esto conlleva en el caso de presentar fómula propia, no dar el apoyo a quién sea el candidato que el oficialismo lleve, restando así votos al triunfo o contribuyendo a la derrota,aumentando de esta manera las posibilidades de la oposición, que ni con el aprovechamiento del Caso Nisman  tiene alguna.

Este aislamiento, naturalmente le servirá de puertas adentro, de Salta hacia adentro. Acaso allí esté la explicación de esta creación del Partido provincial, llamado Frente Justicialista Renovador para la Victoria. Si se hubiese llamado Frente Salteño Justicialista Renovador de la Victoria hubiera sido más claro. Pero la intención es la misma.

Fíjese que puse “de la Victoria” en vez de ”para la Victoria”, ya que el primero afirma ese objetivo y el segundo es una expresión de deseos. Esto finalmente se sabrá en las próximas elecciones provinciales.

Siguiendo este análisis, con los mismos argumentos de Urtubey, acaso el Partido de la Victoria podría adelantar el chau a Urtubey en estas elecciones provinciales e ir con candidatos propios, habida cuenta que en octubre deberán participar en solitario sí o sí en el apoyo a un candidato oficialista en el orden nacional, y que esta decisión ya la deberán tomar antes, en las PASO nacionales.

Y si es así, pasará lo mismo que con la decisión de Urtubey, ya no serán parte del triunfo del mismo en Salta o contribuirán a su derrota.

Y todo esto parece revelarlo un simple cambio de nombre. Que no era tan simple.

O solo es una ficción literaria, De literatura política.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: