Archivo para octubre 2006

10:30 hs- El Día después

30 octubre, 2006

Como siempre sucede nadie votó por Rovira en el día de ayer. Cada vez son más los ganadores. Son tantos que hasta nos hacen dudar de los datos oficilaes y los no oficiales.

Lo cierto es que en Misones nada será igual, por lo menos en este año que se viene.

Han cambiado algunas cosas, como el hecho de que el gobernador ya no pensará en el quehacer durante los próximos 5 años de gestión (o quizás soñaba con más) por el contrario para el desde el fatídico domingo 29 de Octubre donde se escuchó muy fuerte en sus pagos la “Voz de Dios, la Voz del Pueblo” ha comenzado una cuenta regresiva en que cada día que pasa es un día menos de gestión.

El qué hara Rovira es la incógnita a develar. Uno de los caminos es el intentar seguir participando del poder a través de un delfín o sucesor que pueda imponer.

A la luz de los sucesos de ayer esta resolución parece lejana.

La otra es seguir gobernando en piloto automático, esperando que el tiempo pase hasta llegar hasta el final del mandato.

Es la hora de la oposición. Pero sin Monseñor Piña no tiene conductor ni aglutinador.

Lo más probable es que se disgregue luego de haber conseguido que Rovira no pueda volver a ser candidato.

Ramón Puerta espera confiado. Pero sería bueno recomendarle que mira a la vuelta, ya que la derrota de Rovira tiene que ver con pases a la oposición de ex oficialistas de peso en la tierra misionera, como el intendente de Posadas, Jorge Brignole y el presidente de la Cámara de Representantes, Esteban Lozina. Juntos, formaron la oposición al Gobernador desde el propio corazón de la renovación y ahora se atribuyen haber inclinado la balanza por el “no”, sobre todo, en la capital provincial. El dato no es menor: en Posadas Rovira perdió por más de 40 mil votos.

 Las elecciones misioneras se nacionalizaron. El primer responsable de que esto haya sucedido es el propio presidente, al que se le sumaron los opositores nacionales,  y una gran exposición mediática.

Lo que viene ya no es nacional. Es tiempo de los misioneros. Lo que hagan de aquí en adelante solo repercutirá en sus propias vidas, ya no en las nuestras.

Ha llegado la hora de dejar Misiones

Anuncios

Misiones: Unas Elecciones de Singular trascendencia

29 octubre, 2006

Las elecciones misioneras se han convertido en una cuestión nacional

Una provincia que debe su nombre a las misiones jesuíticas que se implantaron con la conquista española tiene por ese origen una fuerte presencia religiosa en la vida pública. Quizás ese sea el motivo que impulsó al ex obispo Piña a oponerse al proyecto reelecionista del gobernador Rovira.

Pero la política no es un lecho de rosas, aquí las espinas son las que cuentan. Y son las que han hecho que el cura devenido en político, a contramano de las recomendaciones del Papa Benedicto, aprenda a aceptarlas uniendo alrededor de su candidatura las más disímiles vertientes políticas, desde el menemismo, el peronismo disidente, el radicalismo, los demócratas cristianos y los seudo independientes, así la lista del Frente Unidos por la Dignidad (FUD) lleva a la cabeza al padre obispo Joaquín Piña, y lo siguen representantes de distintas comunidades religiosas, además de contar con la presencia de dirigentes políticos de la Unión Cívica Radical y el Partido Justicialista.

En el segundo lugar de la lista se encuentra Juana Barbaro, hermana de María Elena “Marilin”, mujer discapacitada que fue asesinada a golpes en abril de 2004; la sigue Pedro Kalmbach, pastor de la iglesia Evangélica del Río de la Plata de la ciudad de Montecarlo; Juan Carlos Belgrano, sacerdote de Posadas; y Adela Helguera, monja en Puerto Iguazú.
Le siguen a ellos Adolfo Velásquez, dirigente del gremio de los Camioneros; Daniel González, presidente del Comité Provincial de la UCR; María Josefa Ramírez, monja; Benigno Gómez, secretario general de la CGT Misiones; y Juan Pasamán, secretario general de CTA.

La lista se completa con Leonardo Schindler; Angélica Mendoza; Hugo Sand; Mariano Díaz; Rossana Barrios; Juan Congost; Enrique Fernández Pillado; María Allasia; Ariel Vera; Juan Yahdjian; María Mercedes Jiménez de Gallero; Juan Di Marco; Emilio Kusik; Tomasa González; José Lepori; Luis Capaia; Celia Baez; Erico Barney; Julio Sánchez; Inés Mondo; Olga Gurina; Luis Andrusyszyn; Vitalino Acosta Mendoza; Jorge Duarte; y Cepriano Giménez.

La presencia jesuítica mencionada dejó también como herencia, luego de su expulsión de estas tierras sudamericanas, una estructura semifeudal nacida de la apropiación de lsas tierras y propiedades de los misioneros. Esta se mantiene, inclusive culturalmente.El guaraní, es el segundo idioma “oficial” de Misiones, al que se le ha agregado el portuñol, debido a la fuerte influencia cultural y comercial de los brasileños de Foz Iguazú.

A los recién llegados, especialmente para estas elecciones les resulta poco comprensible integrarse a los códigos misioneros.

Una provincia nacida a la luz de la espada evangelizadora, con una fuerte tradición guerrera, de sus naturales aborígenes, de la guerra de la Triple Alianza y de la dominante presencia de las fuerzas de seguridad del estado, como Prefectura, Gendarmería, Policía Federal, Ejército tiene como elemento constitutivo cultural el verticalismo, propio de esas estructuras, que además son parte con sus familias, de la población misionera.

Es casi ancestral este hecho. No comprenderlo implica creer que los códigos de la Capital Federal se trasladan automáticamente aquí.

 Quién Gana

Un error capital de la oposición a Rovira fue la constante denuncia de que este busca plesbicitar su gestión, tapando el objetivo de la reforma cosntitucional: el de la reelección indefinida.

Tan fuerte fue esa campaña que logararon instalar ese eje.

Así este domingo los misioneros van a plesbicitar la gestión de Rovira.

Y en una provincia, como todas las del interior donde la gente vota por lo que más le conviene, lo que más lo beneficia, el resultado es casi cantado.

Ya sea en guaraní o castellano.

Tucuman Noticias

La Iglesia argentina sin certidumbre política

4 octubre, 2006

 Las declaraciones del vocero de Bergoglio, Guillermo Marcó, deben calificarse por lo menos de imprudentes, más en un momento de que la Iglesia argentina no encuentra un rumbo político cierto.  

Mientras Marcó calificaba el apoyo del presidente Kirchner al gobernador Rovira como “peligroso para todos” por fomentar “cierta división” y dando una vuelta de tuerca afirmaba que “Perón había perseguido curas y mandado a quemar iglesias”, desmentía con sus propias palabras lo que quería condenar.  

Es decir quién se volvió peligroso por alentar divisiones que costaron vidas a muchos argentinos es el propio Guillermo Marcó. 

Las apreciaciones de alguien que representa a una personalidad tan influyente como el Cardenal Bergoglio, no pueden caer en el maniqueísmo.  

El obispo de Jujuy, Marcelo Palentini, se manifiesta favorable a la tercera reelección del gobernador Fellner, y lo dice públicamente, por el contrario el ahora ex obispo misionero Joaquín Piña se presenta como candidato con el apoyo del obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez..  

No se puede aprobar a uno y desaprobar al otro 

Lo que no advierte Marcó es que los sacerdotes son los que se pasaron al campo de la política, y no Kirchner ni Rovira al ámbito eclesial.  

Que por lo tanto el juego allí se desarrolla con otras reglas.  La del voto popular. 

Y que si pierde Piña, perderá la posición de Bergoglio, ya que así se presentó en este juego.  

En cambio si gana Fellner, no ganará la Iglesia en Jujuy ni tampoco Palentini.  

Así es la lógica de la política.

 Pareciera que tampoco lo advierte la mas alta autoridad de la iglesia, ya que le da una audiencia especial al senador radical  por Jujuy, Gerardo Morales y a otros dirigentes políticos opositores del gobernador justicialista Fellner.  

El motivo de la audiencia era escuchar las quejas que por las opiniones favorables a Fellner realizó el obispo jujeño.  

Aquí ya el maniqueísmo llega a lo más alto: Morales es el candidato opositor a Fellner. 

La pregunta es relevante: ¿porqué Bergoglio entra de lleno a este juego?.  

Acaso será porque es inminente que varios miembros de nuestra Iglesia sean juzgados por su participación en crímenes de lesa humanidad , como Von Wernich. 

Ignora que muchos de ellos ya fueron sentenciados por los fieles. Los Sandrelli de Formosa, Plaza de La Plata, y tantos otros. 

Mientras los católicos seguimos esperando la demorada autocrítica de nuestra Iglesia por su rol en los años de plomo. 

Sino otros como los Macri se meterán en este juego. Y seguramente lo seguirán los Bussi, los Menéndez, los Videla, que saldrán a defender la Iglesia, para defenderse ellos. 

Iglesia que por otra parte nadie ataca. Sólo se incrimina a los sacerdotes réprobos. A los que lo merecen. 

Como hace el Santo Padre, que para defender a la Iglesia separa a los pastores corruptos de su seno. 


A %d blogueros les gusta esto: